10/7/12

¿Complicar las Cosas Innecesariamente?


El otro día tuve ocasión de cruzar comentarios en un foro de PNL con alguien que afirmaba haber realizado 400 horas de DBM y que “en su experiencia” la DBM “complicaba las cosas innecesariamente” y “aportaba pocas herramientas”.

Más allá de la absurda y evidente falsedad de su afirmación (ya que al mismo tiempo reconoció no conocer a John McWhirter, lo cual no deja de ser curioso ya que la única manera de hacer formación en DBM es con el tal McWhirter pero pase..) más allá de ello está la cuestión de que si DBM “complica las cosas innecesariamente” o “aporta pocas herramientas”.

En el primer caso la DBM es, entre otras cosas y siempre según mi entender (y experiencia), una metodología de modelado descriptiva. Como tal, lo que plantea y persigue es identificar, distinguir y describir los proceso únicos como lo que son: únicos. Más sencillo que eso es bastante difícil. Y precisamente una ventaja que tiene una aproximación descriptiva sobre una teoría o aproximación interpretativa es esa – la sencillez. DBM no complica las cosas ni necesaria ni innecesariamente es que no las complica sin más.

Otro tema es que DBM permite representar y seguir la pista de cosas complejas sin distorsión y sin la necesidad de simplificarlas. Esto es para mi lo más alucinante de la metodología. La simplificación siempre
tiene la ventaja de facilitar las tareas pero viene con el coste de pérdida de información. Nunca antes en la historia existía una manera de seguir la pista de algo tan complejo como un ejemplo real de un comportamiento humano sin tener que reducirlo a categorías o generalidades o, por otra parte, ignorar enormes cantidades de detalle. Hacer esto no es un ejemplo de “complicar las cosas” sino de disponer de una forma de entender las cuestiones complejas en su natural complejidad.

La otra cuestión: si aporta pocas herramientas. Supongo que depende lo que quiera decir “pocas” y lo que se quiera decir con herramientas. Tomando como “herramientas” los modelos formales de proceso que se ha creado con la DBM, yo estoy familiarizado con más de 300 y tengo entendido que de hecho superan los 400. Pero no es solo por la cantidad de ellos. Están todos integrados y comprensibles los unos en términos de los otros. El nivel de consecución cualitativa es en este caso asombrosa y, desde luego no hay nada parecido, ni remotamente.

La personas somos complejas, la vida es compleja: esa es precisamente la cuestión. DBM ofrece, para mi de forma brillante, una manera de entender y explorar, en detalle, las dos cosas.


4 comentarios:

Daniel Costa Lerena dijo...

¿Pocas herramientas ofrece la DBM?

En fin, cada uno interpreta como quiere o como puede. Desde lo profesional os aseguro que todavía no apliqué todas las herramientas de la DBM; no por falta de oportunidades a decir verdad, pues en mi consulta desde que incorporé la DBM no paro literalmente de utilizarla y con resultados más que positivos, pues de no ser así no la utilizaría.

Aquí hay un punto que se cuestiona siempre y no solo a la DBM; no es la metodología la que falla, probablemente sea el profesional proyectando sus propias carencias el que no logra ni siquiera entenderla.

La DBM tiene un característica determinante, su flexibilidad y consecuente adaptación a cualquier proceso terapéutico y/o ámbito profesional.

Tim Ingarfield dijo...

Hola Daniel

Muchas gracias por tu comentario. Estoy contigo que no va a ser precisamente por el lado de pocas herramientas que se busquen las carencias a la DBM.

Saludos
Tim

Autocoaching dijo...

¿Pero qué tiene de malo complicar las cosas? ¡Es lo mejor del mundo! ... ¡a mí me ayudó mucho complicar todo hasta el infinito para aceptar que no hay nada más complicado como la estupidez humana!

Muchas gracias por tus palabras Tim... ¡un fuerte abrazo!

Pedro Amador

Tim Ingarfield dijo...

Hola Pedro

Gracias por el comentario y el sentido de humor.

No sé si es lo mejor del mundo pero desde luego poco se puede simplificar de forma efectiva sin complicarse antes.

Y estoy contigo también en lo que creo que es una implicación de lo que dices - que es muy importante jugar con las cosas si vas a conseguir algo mínimamente serio.

Ahora bien creo que esto es "complicarse necesariamente las cosas" antes (o como parte) de poderlas entender plenamente.

Espero que todo vaya bien en tu etapa Uruguaya.

Un abrazo

Tim