27/11/13

Pues eso, ¿por qué modelo? y ¿por qué sigo modelando?

Hace ya 20 años que conocí por primera vez al creador de Developmental Behavioural Modelling (DBM ®), John McWhirter (curiosamente por recomendación directa de Richard Bandler) y realicé mi primer seminario de formación en una aplicación de DBM ®. Desde entonces, utilizo esta metodología constantemente – en casi todo lo que hago profesionalmente. Se ha convertido para mi en un “approach to life”: una manera de aproximarme a la vida. 

Hay que reconocer que la propia existencia del campo es, en si, un logro insólito, un tributo en vivo al tesón, a la creatividad, a la inteligencia y la pura capacidad de trabajo del propio McWhirter

En todo este tiempo que llevo estudiando y haciendo uso de esta metodología, no he terminado de aprenderlo ni tampoco ha terminado de crecer y desarrollarse el propio campo. De hecho el campo ha crecido mucho más rápidamente que mi capacidad de mantenerme al día. Son 20 años. ¿Por qué lo hago? ¿Por qué lo sigo haciendo? ¿Falta de iniciativa? ¿Falta de exploración? ¿No me muevo con los tiempos? ¿Es una secta? ¿Me he vuelto adicto? ¿Soy conservador: me gustan las rutinas y más de lo mismo? ¿Es la panacea? ¿Me pagan por hacerlo? ¿No tengo mejor cosa que hacer? ¿Estoy pirado? ¿Me va la marcha masoquista? ¿No lo termino de aprender?

Puedo decir más o menos tajantemente

15/11/13

¿Por qué es relevante relacionarse de forma efectiva?

¿Las relaciones personales? Una cuestión un poco minoritaria ¿no? Bueno a bote pronto quizá resulte así. Si pensamos en las “relaciones personales”, probablemente nos vendrá a la cabeza cómo nos llevamos con nuestra pareja, con nuestros
hijos, padres y amigos y luego, quizá, cómo nos va con los jefes, con los compañeros. Principalmente cuestión de afecto. A veces bien a veces mal. Así es la vida. Además lo de “aprender” a “relacionarse” suena a un poco disfuncional o de acné tardío.
Eso es lo que hacen en los cursos de ligar ¿no?
Puede, pero en todo caso 
en las relaciones personales, ¿estamos consiguiendo todo lo que podríamos? ¿la calidad es óptima? Y los demás, los que nos importan ¿consiguen todo lo que quieren en sus relaciones con nosotros?  

Luego están las relaciones laborales. Compañeros, colaboradores, miembros del equipo, clientes, clientes en potencia, competidores, proveedores, socios, bancos. Toda comunicación, toda negociación depende de las relaciones. Las mejores ideas, sin la comunicación apropiada muchas veces no llegan a demasiado buen fin, y la mejor comunicación sin la relación adecuada es menos probable que logre sus fines.

Esas son algunas de las relaciones con otras personas pero ¿y las instituciones, las organizaciones, el propio trabajo en si, el deporte, la salud? ¿Ya las ideas? ¿Y algunas actividades?

Están por todas partes. Hay relaciones por doquier. Como dijo Cassius J. Keyser “ser es ser relacionado”, especialmente para el ser humano. Y es que como animales sociales que somos, toda nuestra organización, todo nuestro pensar casi se podría decir se basa en relacionarse y en relacionar.  

Hacer esto de forma efectiva va mucho más allá de ligar, tener amigos y llevarse bien con los clientes. De hecho se trata de una habilidad vital, un “life skill” central para todos. Sin embargo no se trata como habilidad. Muchas personas dirían que es natural que lo hacemos todos.

Y claro que es natural y que lo hacemos todos. Pero esto no quiere decir que lo hagamos de forma efectiva. De hecho es muy poco probable que alguien por medios naturales llegue a relacionarse de forma óptimamente efectiva.  

Allí está uno de los aspectos más brillantes de la metodología de modelado DBM de John McWhirter. Permite modelar formalmente habilidades que adquirimos de forma natural permitiendo comprender en detalle cómo funcionan, sistematizar lo que hacemos naturalmente bien y cambiar y hacer de forma más efectiva lo que no. También permite innovar sistemáticamente y llevar nuestras habilidades mucho más allá de lo que ocurriría de forma natural.

No sé de ninguna otra metodología que permita hacer nada parecido.

El propio creador del DBM, John McWhirter ofrecerá en primicia mundial su taller “El Arte y la Ciencia de Relacionarsede Forma Efectiva – Relaciones, Roles y Máscaras” en Madrid del 5 al 8 de Diciembre de 2013.

Una oportunidad excelente para conocer a McWhirter, la metodología DBM y desarrollar unas habilidades muy importantes.  

Más información de la serie de talleres DBM Arte y Ciencia.

8/11/13

Pro (sin los Cons)

Hace unos días tuve la fortuna y privilegio de participar como alumno en el primer curso de "Professional Behavioural Modeller", comienzo de un proceso (que preveo largo y fructífero) de crear una comunidad profesional con niveles de servicio (en este caso de trabajo de cambio - o "changework" en inglés) efectivo garantizados.

Después de años de participar en diferentes intentos de promover asociaciones más o menos colegiales y notar como casi inevitablemente el intento de imponer una ética mediante códigos deontológicos y similar acaba convirtiéndose en corporativismo y "gaming the system" (aquello de que quién hizo la ley hizo la trampa) y además de estar convencido de que una ética efectiva tiene que basarse en la internalización de lo que es apropiado más que en sistemas de "reglas y policias", me ha resultado fascinante y revelador la elegancia del trabajo de John McWhirter guiándonos como grupo a modelar en detalle exactamente cómo funciona ese proceso.

Por cierto el título hace referencia al uso de "pro" como abreviatura de profesional además de "lo que hay a favor" y "cons" como abreviatura de "contras" pero también el uso de "con" en inglés para hacer referencia al "confidence trick" : estafa o al "con man": embaucador. 



5/3/13

Más Arte y Más Ciencia – Gestionar los Problemas


Hay muchas aproximaciones a la temática de "problem-solving" - desde los enfoques clásicos de Polya et.al. hasta los procedimientos estandarizados de algunas escuelas de negocios o intentos populares de negar los problemas y enfocar solo en "oportunidades" o "soluciones".

Ninguna de ellas es comprehensiva y la mala gestión de los problemas sigue siendo muy común a nivel individual, organizacional, gubernamental.

Cómo reconocemos que existen problemas de verdad, cómo identificamos de forma certera qué tipo de problemas son y cómo seleccionamos y aplicamos la respuesta apropiada de forma sistemática sigue siendo asignatura pendiente en muchos casos.

Como parte del constante y continuo esfuerzo de investigación y con la experiencia de 30 años trabajo en consultoría y terapia, John McWhirter (creador de Developmental Behavioural Modelling) ha identificado 24 patrones de respuesta frecuentes a la hora de gestionar (y mal-gestionar) los problemas. Esto es mucho, muchísimo más de lo que se había hecho anteriormente.

Ahora los presenta de forma sistemática como taller experiencial en primicia mundial en Madrid del 2 a 5 de mayo junto con una variedad de distinciones, modelos y habilidades de DBM ® adicionales para apoyar y extender la capacidad de los participantes para trabajar con los 24 patrones.

Hay muchas personas a nivel internacional que han hecho aportaciones significativas a las áreas de consultoría, educación, intervención psico-social. Sin embargo no sé de nadie, por muy "gurú" que sea, cuya consistencia productiva, innovación constante, rigor científico y efectividad práctica llegue a la misma altura que el trabajo de McWhirter. Realmente es único. En puro volumen de trabajo, DBM ya consta de más de 550 modelos de proceso, descriptivos (no teóricos ni interpretativos) y plenamente relacionados entre si. Todo ello con aplicaciones prácticas y específicas firmemente basadas en evidencia real.

Si todavía no conoces de primera mano su trabajo te recomiendo encarecidamente que lo descubras en esta oportunidad.



Más información aquí del taller El Arte y la Ciencia de Gestionar los Problemas de Forma Efectiva





Arte y Ciencia


Desde que comenzó a realizarse en España (hace unos 15 años) la serie "DBM Arte y la Ciencia" (o "el Arte y la Ciencia de la Práctica Efectiva" por darle su título original), noto múltiples rizomas e hongos “Artístico Científicos” apareciendo por doquier en el suelo del bosque formativo en España (y otros lugares). Es decir, hablando menos metafóricamente que hay muchos cursos, artículos y libros con el título “El Arte y la Ciencia de.....”

Aparte del efecto conocido de ver mujeres embarazadas por todas partes cuando nuestra pareja se queda en cinta, es lógico que se vean muchos ejemplos. El título tiene caché, tiene cierta rimbombancia. Es archiconocido pero suena a profundo y a la vez práctico. Y, desde luego, yo no reivindicaría copyright ni acusaría a nadie de plagio pues es casi  un tópico, un lugarcomún.

Pero sí indicaría un par de cosas al respecto. Para mi la cuestión principal es si la descripción “Arte y Ciencia” es metafórica o literal. Si es metafórica viene a ser una etiqueta que indica algo así como “más de lo que otros hacen” o “bastante mediocre pero prefiero darle un título que destaca” quizás “incluye mis apuntes personales y sabiduría personal (arte) y algunas tablas, estadísticas y acrónimos (ciencia)” o tal vez “esto tiene alguna base de procedimientos (ciencia) que luego tienes que “olvidar” y hacerlo “tuyo” (arte)”.

Ahora bien, si la descripción pretende ser literal tendría que partir de un sentido preciso y certero de lo que es arte y lo que es ciencia. Además ser el arte y la ciencia específicos y pertinentes en relación detallada con el tema en cuestión. Esto contrasta claramente con una referencia vaga y metafórica.

En la descripción de “DBM Arte y Ciencia” la referencia no es en absoluto vaga ni metafórica. La ciencia en cuestión hace referencia a la investigación exhaustiva necesaria para identificar y relacionar entre sí procesos únicos e insustituibles basados en la evidencia de la experiencia. Esto entraña un largo proceso concienzudo, detallado y riguroso de hipótesis, investigación verificación y falsación sin concesiones a la re-utilización de datos o simplificaciones metodológicas engañosas (como la noción de causa efecto). El arte en cuestión es aplicar esto en detalle en direcciones que realmente merecen la pena y que contribuyan al sentido de (y en) ir descubriendo más lo que es esto de ser humano y lo que puede ser más allá de lo existe actualmente, un sentido profundo de participar en la vida.

Esto es Arte basado en Ciencia y Ciencia aplicada con Arte. No es fácil. Requiere esfuerzo atención y precisión. Pero los beneficios en términos de calidad de vida y relaciones son tremendos. Afortunadamente, contamos con el extraordinario trabajo de McWhirter y la limpia y transparente metodología de DBM para ayudar.

12/9/12

Adam's Fallacy – la Falacia de Adam Smith – Sistemas y Libertad


Acabo de leer un libro muy interesante y que recomiendo a cualquiera que lea inglés y tenga interés en ir más allá de los dogmas y atrincheramientos del debate sobre la ascendencia de las ideas neo liberales en la vida actual. Escrito por Duncan Foley, el libro se titula “Adam's Fallacy – a guide to economic theology” (“la Falacia de Adam – una guía a la teología económica”). Viene a ser lo que anuncia en la contraportada “una guía a las económicas para las personas inteligentes” (y no duchas se entiende).
Pretende explicar las ideas centrales de los grandes economistas desde Adam Smith (el de la mentada falacia) pasando por Ricardo, Malthus, Marx, Schumpeter, los Marginalistas, los Neoclásicos, Thorsten Veblen, John Maynard Keynes y Friedrich Hayek y algunos más.

Lo que distingue el libro de un curso básico pre-universitario, al margen de lo vivo y claro del estilo es, por una parte, el propio cuestionamiento de la falacia de Adam Smith, la noción de la “mano invisible” operando a favor del beneficio de la sociedad en general si cada persona persigue maximizar sus intereses propios. La noción de que la máxima acumulación de riqueza individual pudiera ser no solo compatible con una vida moralmente aceptable sino constituir en si misma la mejor vía posible al bienestar social resultaba muy convincente y, cómo no, reconfortante para los proto industrialistas del imperio británico criados en una tradición fuertemente religiosa. Reconfortante pero falaz.

10/7/12

¿Complicar las Cosas Innecesariamente?


El otro día tuve ocasión de cruzar comentarios en un foro de PNL con alguien que afirmaba haber realizado 400 horas de DBM y que “en su experiencia” la DBM “complicaba las cosas innecesariamente” y “aportaba pocas herramientas”.

Más allá de la absurda y evidente falsedad de su afirmación (ya que al mismo tiempo reconoció no conocer a John McWhirter, lo cual no deja de ser curioso ya que la única manera de hacer formación en DBM es con el tal McWhirter pero pase..) más allá de ello está la cuestión de que si DBM “complica las cosas innecesariamente” o “aporta pocas herramientas”.

En el primer caso la DBM es, entre otras cosas y siempre según mi entender (y experiencia), una metodología de modelado descriptiva. Como tal, lo que plantea y persigue es identificar, distinguir y describir los proceso únicos como lo que son: únicos. Más sencillo que eso es bastante difícil. Y precisamente una ventaja que tiene una aproximación descriptiva sobre una teoría o aproximación interpretativa es esa – la sencillez. DBM no complica las cosas ni necesaria ni innecesariamente es que no las complica sin más.

Otro tema es que DBM permite representar y seguir la pista de cosas complejas sin distorsión y sin la necesidad de simplificarlas. Esto es para mi lo más alucinante de la metodología. La simplificación siempre

29/5/12

Distinción, Forma y "Revés" - Nace una Nueva Distinción


Uno de los usos de DBM ® es para crear distinciones. Esto es básico. Spencer Brown en su libro “Las Leyes de la Forma” (The Laws of Form) parte de esta cuestión. Su idea es que trazar o establecer distinciones es la base de toda forma. Cito del blog de Jordi Claramonte

. G. Spencer Brown en 1969 ….que ahora estamos traduciendo al castellano ….. empieza planteando que toda forma surge del establecimiento de una distinción, de un gesto que establece un dentro, un afuera y unos márgenes. En ese sentido, dice Spencer Brown, la forma en tanto distinción es la continencia perfecta.

Drawing a distinction” - establecer una distinción - es la base de la forma. Establece un dentro un afuera y unos margenes. El símbolo (véase la ilustración) conocido como la “cruz” o la “marca” indica la capacidad de diferenciar un “esto” de “todo lo demás”.
Entre otras cosas, esto quiere decir que cuando aprendemos el sabor de frambuesa o la configuración visual de un cuadrado llegamos a disponer de un “esto” que podemos diferenciar de cualquier otro sabor en un caso o experiencia visual en el otro. Y es más, lo podemos utilizar como base estable para notar elementos de “frambuesa” en el sorbo de vino que tomemos o la cuadratura (o falta de ella) en los objetos que observamos.
Esto no es un fenómeno recóndito reservado a los libros filosófico-matemáticos y las especulaciones intelectuales de sobre mesa. Es algo básico en la vida humana. Todos hacemos uso de ello constantemente al distinguir e identificar las cosas. Todos hemos trazado distinciones – especialmente como niños - y lo seguimos haciendo cuandoquiera que aprendemos algo nuevo. 

26/10/11

Una Herramienta de Traducción Muy Interesante

Lo descargué por interés pasajero pero desde entonces lo he utilizado a diario. El diccionario con base de datos Linguee parte de una idea sencilla pero muy efectiva. En el curso de mi trabajo me encuentro muchas veces con la necesidad de combinar un diccionario Inglés/ Francés/ Español - Español/ Inglés/ Francés con un tesauro. Este sitio web hace las dos funciones. Metes una palabra: por ejemplo "polymath" y te proporciona diferentes ejemplos de cómo diferentes personas han traducido "polymath" (polifacético, "renacentista", polimatía, polímata etc) y, lo que es muy importante en contexto. Es especialmente útil para buscar y sopesar los diferentes posibles matices tan importantes a la hora de traducir poesía o trabajos cuyo discurso vaya más allá de lo meramente informativo, político o periodístico. 

Algunos pensarán que es "igual que Google" en tanto cuanto parte de un motor de búsqueda en bases de datos, pero lo que me gusta especialmente de este bicho es que no te intenta dar "la traducción" sino que te da a elegir entre muchas con su correspondiente contexto.

Aún le faltan idiomas pero todo se andará.

24/10/11

Una Vez Más - Con Sentimiento


Gestionar el Sentir - Sentir Para Gestionarse

El mundo está lleno de ellas - expresiones fijas y tópicos para describir el sentir: “vencer” el aburrimiento, “superar” el miedo, “controlar” el enfado, “lidiar” con el enojo, que no “te embargue” la tristeza, ni “te invade” el agobio, cómo “hacer frente” a los nervios. Son algunas de las nociones más o menos populares que abundan sobre las emociones o más ampliamente sobre el sentir: - algo simplistas quizás, un tanto agresivos también. Muchos provienen de una metáfora de fondo de librar algún tipo de lucha o batalla – de eregir defensas; suena casi militar.

Lo triste es que a menudo representan lo mejor que ofrece la “sabiduría popular” o también de muchos libros pretendidamente especializados.

Y claro, hacen de la emoción, sentimiento o sensación un objeto. Experiencias dinámicas de vivir el sentir se convierten en cosas. Y una vez “cosificadas” se utilizan para construir ideas plausibles pero absurdas.

Y para plantear problemas fantasma.