24/2/09

Habilidades ¿Vitales?

El curso de aplicación de DBM que va a hacer John McWhirter este puente de mayo se titula. "El Arte y la Ciencia de las Habilidades Vitales".

El nombre planteaba algunas dudas de entrada. "Habilidades Vitales" es una traducción del inglés "Life Skills" que podría entenderse como Habilidades de la Vida, Habilidades para la Vida o Habilidades Vitales. He elegido esta última traducción, entre otros motivos por el doble sentido de habilidades involucradas en la vida (de cualquiera) y habilidades de suma importancia.

Es curioso que la noción de habilidades sea - aparentemente - tan difícil de entender en este contexto. Hábil es, necesariamente, una medición analógica. Siempre se puede ser más hábil. No es tanto una cuestión de "tener" una habilidad o no sino "cómo" de hábil eres en diferentes áreas.
Esto igual que en el caso de habilidades mecániucas complejas como tocar el piano, esquiar, montar a caballo o bailar. La pregunta "¿sabes hacerlo?" engaña. "Sabe esquiar" puede describir a mi hija o a Maria José Rienda. Las dos "saben" esquiar en el sentido que hacen algo reconociblemente similar en la nieve. Pero evidentemente no tienen el mismo "nivel" de habilidad.

Una de las cosas que yo más valoro de la formación experiencial que proporciona la metodología DBM es realmente formación en habilidades y realmente puedes llevar tus habilidades mucho más allá tengas el nivel que tengas.

Esto es contra intuitivo para algunas personas. Aún oigo tonos de sorpresa en las voces de algunas personas cuando otras plantean que van a volver a hacer un curso "por segunda vez". Es algo así como "¿qué pasa - no te has enterado a la primera?" "¿perdiste algo?". No acaban de entender la cuestión de desarrollar las habilidades. Tienen más un sentido de "o la tienes o no la tienes".

En la cuestión de las habilidades vitales más que en muchas áreas se nota que no es muy apropiada esta manera de ver las cosas. Todo el mundo - necesariamente - las aprende. No todo el mundo las desarrolla y no todo el mundo consigue toda la efectividad y calidad de vida que podría conseguir.

Es una pena.