25/6/10

Pintar y DBM - Una Visión Artística


Una de las actividades que más fascinantes me resultan es leer el historial de los procesos de creatividad simbólica o monumental. El relato de los experimentos con las formas de Anish Kapoor o la propia descripción de como se inspiró y creó el propio edificio del Guggenheim son excursiones deliciosas (y por supuesto semi - ficticias) a las cumbres iridescentes de lo no cotidiano. Hoy día una novela o una película tiene que ser muy buena para que me resulte tan atractiva como estos actos semi participativos.

Así que cuando se me presentaba la oportunidad de participar directamente en un proceso de este tipo - no como visitante sino como promotor - me lancé.

El proyecto - encargado al pintor y murallista Ignacio Klindworth era pintar un cuadro que representara sus experiencias en formación y aplicación de la DBM, cuadro que se colgará en Lavanda 61.

He pedido su permiso para publicar todo el proceso aquí en el blog. Y en las semanas y meses venideros iremos colgando bocetos e ideas.

En las palabras del propio pintor:

Te mando, por fín, varios bocetos, que intentan dar representación visual a todo el conglomerado de ideas y hechos que creo que DBM y mi cerebro intentan cartografiar.
No me extiendo mucho, pero hay una peli que me fascina desde el plano visual: Ivan Rubliev?, pintor de frescos, de Andrei Tarkovski. La peli consta de numerosos planos que actúan simultáneamente.
La pintura es plana pero si la ejecuto por capas, haciendo valer las transparencias e introduzco perspectivas axionométricas, diferentes puntos de fuga, juegos de piezas, bucles y tirabuzones, todo ello partiendo de una especie de tapiz fractal, a la manera de una visión aérea de las marismas de Doñana, puedo conseguir un plano volumétrico, por el que desfilan simultaneamente diferentes planos o puntos de vista. Si además intento buscar sus interrelaciones a un plano o a varios de estos, puedo obtener una obra circular, incluso esférica, pero al mismo tiempo abierta.
esto puede resultar caótico, pero si tenemos encuenta las visiones del macrocosmos y las del microcosmos, es decir visto en su conjunto o visto desde la cercanía, podríamos conjugar una obra medieval, tipo Pattinir con una cartográfica de Julie Mehretu y que fuera lo suficientemente decorativa para vuestro salon, claro está.
A todo ello le añado un código de pictogramas, que te adjunto....la parte más difícil. Lo conforman códigos a los que quiero añadir musicalidad y textura.



En este primer post he puesto las tres hojas de pictogramas e ideas iniciales. 



3 comentarios:

Carmenchu dijo...

Hola Tim,

Qué buena pinta ;-)tiene la creación de este autor. Me ha encantado ver sus dibujos, sus palabras y si le pone música y textura ¡guau¡...

Gracias por este post

Tim Ingarfield dijo...

Gracias Carmentxu

Buena pinta y que pinta bastante.

Saludos

Tim

Carmenchu dijo...

Gracias a ti ¡

¡ Sera cosa de tomar una -pinta de cerveza-, en alguna exposición o donde se tercie un tercio ;-)

Geniales esas fotos¡¡ subiendo de caché el blog ¡¡

Hasta pronto :)) saludos